Clic Aquí Para Ver De Qué Se Trata

Poderosas decisiones para alcanzar los objetivos en la vida

Por · Sábado, enero 8th, 2011

Seguramente tú apartas tiempo en tu vida para ver televisión, hacer compras o viajar.

Pero…  ¿Apartas tiempo para reflexionar sobre tu vida? ¿Qué hay de tus objetivos? ¿Apartas tiempo para pensar en ellos?

¿A dónde vas en tu vida? ¿Has trazado un camino, o simplemente vas donde te llevan las circunstancias?

Estas decisiones tienen la finalidad de ayudarte a adueñarte de las circunstancias que te rodean, a controlartu actitud frente a la vida y no que la actitud te controle a ti, seguramente te has dado cuenta de que muchas veces reaccionamos como podemos y no como queremos. Luego de una situación pensamos que nos hubiera gustado reaccionar de otra forma y no como lo hemos hecho.

La primera decisión es “En vez de resistir… Yo acepto

Ten cuidado, porque aceptar no es resignar. Aceptar es justamente dejar de resistirte a las cosas que son como son. Acepta a tu hijo como es, a tu mujer y todo lo que te rodea, acepta tu casa, el lugar donde vives y NO resistas más, porque cuando resistes declaras en contra de lo que tienes, que fea casa, que auto viejo, estoy harto de mi trabajo, etc.

El problema de esta actitud, es que en lugar de alejarme de ella, le doy cada vez más poder y cada vez me afecta más. Recuerda la frase que dice: Aquello que resistes… persiste.

Entonces decido aceptar y recuperar el poder, los problemas disminuyen su intensidad. Elige no discutir, elige aceptar a tu hijo o a tu pareja. Aparta tiempo para pensar en qué resistes y luego por qué y entonces acéptalo y recuperarás el poder. No sólo te liberarás poco a poco de lo que oprime, también recuperarás el poder de cambiar apoyándote en las virtudes de cada una de esas situaciones y seguramente entendiendo que podrás modificar, a partir de ti, algunas cosas y no podrás modificar otras.

La segunda decisión es “Yo Aprovecho

Una vez que acepto, aprovecho lo que me parece malo y aprovecho lo que me parece bueno. De todas las circunstancias obtengo beneficio. Elijo esta conducta y decido que a partir de ahora todas las circunstancias que vivo, van a ser para mi provecho. Entonces ya no veo las cosas como buenas o malas, son todas buenas porque todas contribuyen a mi crecimiento. Comienzo a ver que en cada persona que se acerca a mí o se aleja, o en cada negocio que llega o se va, en todos ellos hay oportunidades.

Y ya mi vida cambia, comienzo cada día de forma positiva y con la ambición de aprovechar lo que este día me presente. Elijo aprovechar todo lo que me ocurre aunque no me guste.

Además empiezo a darme cuenta de lo que tengo y de lo que no tengo, de mis virtudes y mis deficiencias, de lo que tengo que aprender. De lo que puedo controlar y lo que no. Acepto ambas, como un don, como una posibilidad, como un regalo de la vida, lo acepto y lo aprovecho, me pongo en movimiento, dejo la actitud estática del que se queja y busco aprovechar la oportunidad.

La tercera decisión es “En lugar de evadir… Yo Asumo

En vez de ver en el otro la culpa de lo que me ocurre, de culpar al gobierno, a mi jefe, a la suerte… Yo Asumo la responsabilidad de lo que me ocurre y empiezo a mirarme como soy, a pensar en qué responsabilidad tengo por lo que me ocurre. Esto me permitirá entre otras cosas no criticar más, no reclamarle al otro lo que es mi responsabilidad. Me permite ser mucho más justo, pero implica un reto. Debo tener la autoestima adecuada para poder ver lo bueno y lo malo en mí. Automáticamenteaumento mi capacidad de pedir perdón, dejo de quejarme y tengo el poder de cambiar aquello que no cambiaba porque no asumía mi responsabilidad, en lugar de reclamar el cambio en otro, decido cambiar yo.

Comienzan a aparecer oportunidades de cambiar… cuando asumo que la responsabilidad de lo que ocurre está en mí.

La cuarta decisión es “En vez de desear… Yo me comprometo

En vez de sólo desear, un viaje, un nuevo auto, un mejor empleo, un peso más adecuado, ese negocio que puede independizar o cambiar mi situación financiera, una vida más espiritual, en vez de sólo desear viendo como el tiempo pasa y pasa sin que los pueda concretar, yo me comprometo a tomar acción cada día. Decido que a partir de ahora voy a comenzar a separar lo urgente de lo necesario, que me voy a capacitar para acceder a ese mejor empleo o a ese negocio, que voy a ir al médico para revisar mi peso y solucionarlo, que voy a ir a donde tenga que ir y hacer lo que tenga que hacer para lograr mis objetivos, al punto de renunciar a creencias y puntos de vista inadecuados, sin violar mis principios universales, porque estoy comprometido con mis deseos, con lo que debo hacer, y lo haré durante el tiempo que sea necesario hasta lograrlo.

La quinta decisión es “En lugar de preocuparme… Yo me ocupo

Por supuesto que planifico, que tengo una agenda, pero no caigo en la PREocupación negativa de las situaciones, me ocupo de ellas a medida que llegan a mi vida.

Por ejemplo, tengo un plan para llegar a ese viaje o lo que sea que quiero alcanzar, pero no estoy permanentemente con la visión negativa de qué ocurrirá si no lo logro, angustiado por ello, enfocado en el miedo, a algo que seguramente no ocurrirá si no lo atraigo. En lugar de ocupar mi mente en pensamientos temerosos y dudando todo el tiempo de lo que ocurrirá, tomo acción.

Me pongo en acción para lograr que las cosas ocurran de la manera que quiero.

Luego me doy cuenta de que al ver las cosas de esta manera veo oportunidades donde antes veía miedos.

La sexta decisión es “En vez de olvidarme de lo que tengo… Yo agradezco

En lugar de enfocarme en lo que no tengo, en lo que me falta, en todo lo que no he alcanzado, elijo agradecer, agradezco por mi familia,  mi trabajo, mi dinero, los amigos, el lugar donde vivo, la libertad, agradezco, agradezco. Me siento pleno y agradecido.

Y me doy cuenta que enfocarme en las carencias de mi familia o en el dinero que me falta, era muy negativo para mí, tengo tanto para agradecer…

Con qué facilidad poco a poco y sin darme cuenta, dejé de valorar lo que recibía para comenzar a quejarme por lo que no recibía. Pero hoy elijo agradecer nuevamente por todo lo que tengo, y pienso de cuántas cosas podría estar agradecido en mi vida.

La séptima decisión es “En vez de desconfiar… Yo confío

Tengo fe, afirmo positivamente, me va a ocurrir lo bueno. Con fío, con fe, con determinación.

Un ejemplo sería, ¿cómo vemos a los problemas? una medida interior, ¿ves a los problemas como gigantes o como enanos? ¿Eres el gigante o el enano?

De esta respuesta depende el grado de determinación, la fe, la capacidad de tomar decisiones. ¿Crees que las circunstancias negativas son permanentes? O ya sabes, por tu experiencia, que todo es pasajero y por lo tanto puedes confiar en que lo que hoy te causa dolor o te molesta, inevitablemente se va a solucionar y está en ti esa capacidad. Que siempre existe la luz al final del camino a pesar de que hoy parezca ser todo oscuro. Ten confianza en que las cosas suceden de la manera correcta.

En resumen, en vez de ver lo malo, lo negativo, de enfocar lo que me falta… Me enfoco en el premio, en lo bueno, en lo que está por venir. ¡Apuesto todo a ganar!

Me enfoco mental y físicamente en lo que quiero lograr. Asumo mi responsabilidad y la ejerzo.

Recuerdo la frase de Henry Ford, “Si crees que puedes o crees que no puedes estás en lo cierto”. Si crees que lo lograrás, apuestas a ganar y si crees que no lo lograrásy tienes miedo, apuestas a perder.

Está en ti la potencialidad del éxito o del fracaso, depende sólo de ti, depende de mí,  Tengo la capacidad de elegir, ¿por qué quiero apostar? Pienso en el éxito y atraeré el éxito. Si pienso en el miedo o el fracaso, eso atraeré.

Tengo fe en que todo lo que me sucede es lo mejor para mi, acepto, me ocupo y agradezco todo.

Y sobre todo, nunca pero nunca me detengo hasta lograrlo. Que Dios te bendiga.

 

Comentarios

Por Feleoneda El enero 22nd, 2011 at 4:57 am

found your site on del.icio.us today and really liked it.. i bookmarked it and will be back to check it out some more later

Tal cual, Tal cual!!! Esto habrçia que enseñarlo en las escuelas secundarias!!! y ejercitarlo en cada familia!!!

Renata, gracias por tu comentario.

 
Comparte esta entrada:
Delicious Digg Google Reddit Facebook Twitter Yahoo! Buzz Email Plurk Ping.fm Print Friendly